¡Hola hermosas sisters!
Este último par de días han sido de locos, ir de un lado para otro, sin dormir, apenas comer, tráfico infernal pero lo mejor de todo, poder ver a Tokio Hotel.

Compartiré como fue mi experiencia :)

Firma de autógrafos:

El lunes en la tarde estaba indecisa sobre a qué hora llegar a formarme para la firma de autógrafos. Mi mejor amigo me apoyó y nos lanzamos en la noche. Vivo lejos del Liverpool donde se realizó la firma, pero como me encanta manejar, un trayecto de que debió ser de más de una hora, lo recorrí en 20 minutos XD

Ya que me iba a lanzar a la aventura, decidí pasar por unas amigas. Llegamos a Polanco casi a las 11:30 pm. De ahí, fue puro dormitar, fumar y morir de frío. No quería moverme de la fila por miedo a perder mi lugar y cuando amaneció tuve que lidiar con el parquímetro, tener que estarlo pagando para que no me infraccionaran. En cuanto abrieron, metí el coche al estacionamiento de la tienda.

Una vez adentro de la carpa donde se realizaría la firma y con mi lugar asegurado, pude relajarme un poquito. He de decir que el ambiente estaba súper increíble, las fans cantaban y gritaban. La emoción comenzaba a sentirse.

He de decir que la disquera se portó bastante "apretada", no dejaron que grabáramos nada con nuestros celulares (las fotos fueron tomadas por el fotógrafo de la disquera) ni que nos firmaran otra cosa que no fuera el booklet. Así que no conseguí que me autografiaran el álbum de fotos que viene con el KOS SD :(

Después de varias advertencias de la disquera y puntualizar que a quién no acatara las reglas seria desalojado inmediatamente, por fin salieron los chicos. Bill salió con iPhone en mano y comenzó a grabar, a mi parecer estaban gratamente sorprendidos del recibimiento de las fans. En cuanto se sentaron comenzaron a pasar las niñas. La mayoría (creo que el 99.9%) estaba histérica, llorando y gritando.

Mi primera impresión en cuanto entraron a la carpa fue una combinación de varias cosas, emoción, nervios, alivio... Inmediatamente se me vino a la mente lo delgaditos que son los gemelos (mis vidooooos), Gustav se ve súper guapo y abrazable y Georg es el hombre más atractivo de la Tierra XD.
Cuando por fin fue mi turno estuve tranquila, a cada uno lo saludé, levantaba la mano y les decía "Hi", nada de gritos histéricos ni llantos; quería recordar ese momento para siempre.

Fue un sentimiento muy extraño tener a los gemelos enfrente, yo soy sister de corazón y creo fielmente en el amor que se tienen. Es por fin ver a las personas que tanto apoyas y quieres, a los que entiendes y defiendes. Fue querer decirles que aún seguimos aquí después de tantos años, con nuestro cariño y apoyo incondicional y que no importa lo que pase, aquí seguiremos. No pude decírselos, pero algo me dice que ellos lo saben :')

En esos segundos todo se te viene de golpe, todos los años que hemos estado apoyando y defendiendo el TWC, todos los años de mi vida que he pasado siendo sister, más que fan de la banda. Cuando veo a los gemelos juntos, cómo interactúan, esas miradas que comparten, las sonrisas, esa complicidad que sólo las parejas tienen... Con esto sólo he reafirmado que no desearía estar en ningún otro lugar, no cambiaría lo que he vivido por nada y que todo, absolutamente todo ha valido la pena. 

El amor de los gemelos ha traído cosas hermosas a mi vida, he conocido gente increíble y hecho amistades sinceras. Hoy más que nunca, me siento feliz y orgullosa de ser sister y sé que esto está muy lejos de terminar...


www.tokiohotelcolombia.com.co. Con la tecnología de Blogger.